Acercando la Justicia a la ciudadanía

Cooperación con la Justicia

El SVGP presenta su memoria 2016

El Servicio Vasco de Gestión de Penas ha presentado su memoria 2016 con los datos relativos al trabajo desarrollado por este servicio público del Gobierno vasco durante el pasado ejercicio.

La memoria de este año, a diferencia de las anteriores, introduce un nuevo enfoque que permite conocer con mayor claridad el trabajo exacto que realiza el SVGP. Hasta ahora, las memorias limitaban su estudio a los autos de ejecución (medidas alternativas a prisión en su nueva denominación) que los juzgados y tribunales de Euskadi remitían para su ejecución al SVGP y omitían el estudio de los planes de intervención que para la ejecución de dichas medidas elabora y gestiona el SVGP.

De esta forma, la memoria consta de los siguientes contenidos:

  • Una primera parte que muestra los datos generales de las medidas alternativas a prisión remitidas al SVGP este año 2016. Coincide básicamente con los datos que se mostraban en las memorias de los años anteriores.
  • Una segunda parte sobre los planes de intervención que el SVGP ha elaborado y gestionado durante el año 2016, haciendo referencia de forma separada a los datos generales y a los datos específicos de cada plan de intervención.
  • El Anexo I sobre los datos por territorios históricos.
  • El Anexo II sobre los datos de las distintas medidas alternativas a prisión.

En relación con las medidas alternativas a prisión, un primer examen de los datos muestra el elevado volumen de trabajo que también este año ha tenido el SVGP, con un total de 11.399 medidas para ejecutar, de las cuales, 6.185 corresponden a medidas que se derivan de años anteriores y 5.214 a medidas que los juzgados y tribunales han remitido este año 2016, cifra ligeramente inferior a la del año pasado en el que se remitieron 5.754 medidas.

De las medidas remitidas este año, 2.801 han sido trabajos en beneficio a la comunidad, 2.330 suspensiones de ejecución de penas y 83 medidas de seguridad. Los delitos contra la seguridad vial y la violencia de género representan como cada año los principales motivos de las medidas, un 31% y un 24% respectivamente. En todas estas medidas se encuentran involucradas un total de 2.919 personas penadas (1.826 en TBC; 1.052 en suspensiones; y 41 en medidas de seguridad), en su gran mayoría hombres, un 87% (2.546) frente al 12% de mujeres (373), y de nacionalidad europea.

Del total de las 11.399 medidas para ejecutar, 5.387 medidas - el 47% - se han dado por finalizadas, bien porque se han archivado (3.270 medidas) o bien porque se han cumplido (2.117 medidas). Este año se observa un aumento en el archivo de las medidas -el 60%- debido, en gran parte, a la incomparecencia de la persona penada o por abandono del cumplimiento de la medida y, en consecuencia, un ligero descenso en el cumplimiento de las medidas -el 40%-. No obstante, este último porcentaje incrementa si tenemos en cuenta que del total de las 3.270 medidas archivadas, 999 se han vuelto a abrir, habiéndose cumplido ya 246 de ellas, 319 se están cumpliendo actualmente, y 229 están siendo gestionadas para iniciar de nuevo su cumplimiento. Por su parte, los expedientes no reabiertos habrán generado consecuencias penales por incumplimiento.

Planes de intervención

Para la ejecución de las medidas expuestas, el SVGP ha elaborado y gestionado este año un total de 6.504 planes de intervención: 3.742 trabajos en beneficio a la comunidad; 1.330 talleres por delitos contra la seguridad vial; 843 tratamientos de deshabituación; 394 programas de violencia de género; y 195 tratamientos de salud mental. Los datos muestran un alto índice de cumplimiento de planes: de los 4.093 planes finalizados, el 82% se han cumplido (3.389 planes) y únicamente el 17% se han archivado (704 planes). Entre los motivos, destacan claramente los delitos contra la seguridad vial que representan el 39% de los planes de intervención y a continuación se encuentran los delitos por violencia de género, contra el patrimonio y las lesiones.

A lo largo de este año 2016, el SVGP ha atendido a una cantidad significativa de personas, 4.404 personas penadas, en su mayoría hombres -el 87%- y de nacionalidad europea. Todos ellos han participado en los diferentes planes de intervención que el SVGP ha elaborado para el cumplimiento de la pena que le había sido impuesta. Mediante estos planes se trata de posibilitar que la persona asuma la responsabilidad por sus actos y, de esta forma, dar contenido a las medidas alternativas a la prisión.

La elaboración de estos planes debe ajustarse a las variables concurrentes en cada caso y, para ello, el SVGP realiza para cada supuesto una previa valoración de la circunstancias de la persona, buscando el tratamiento de las causas de la conducta delictiva, a fin de acomodar la respuesta penal de la manera más eficaz posible y evitar la reiteración de la conducta penal, con las consecuencias beneficiosas que ello acarrea para el conjunto de la comunidad.

Publicado el 4 de mayo de 2017. Leer más de:   Cooperación con la Justicia. ¡Añade un comentario!.

La experiencia en Lagun Artean con personas que hacen trabajos en beneficio de la comunidad

La experiencia en Lagun Artean con personas que hacen trabajos en beneficio de la comunidad

Lagun Artean es una asociación sin ánimo de lucro que comienza su recorrido en 1983 en el barrio bilbaíno de Deusto y que acompaña los procesos de incorporación social de las personas sin techo o en situación de grave exclusión social.

Actualmente cuenta con un albergue nocturno con 32 plazas, un centro de día, 13 pisos para diferentes colectivos y servicios abiertos de desayunos, duchas, café-calor, lavandería, etc., para personas sin hogar.

Lagun Artean viene colaborando desde el año 2011 con el Servicio Vasco de Gestión de Penas en el cumplimiento de trabajos en beneficio a la comunidad. Desde el año 2012, que contamos con datos, han participado en este programa 256 personas de las cuales 243 han sido hombres y 13 mujeres, con una media de 81 jornadas.

En 2016, han colaborado con nosotros 59 personas. Este año, como mejora, hemos introducido los datos de los cumplimientos en nuestra base de datos que cuenta con un apartado específico para TBCs.

Primer contacto

Todas las personas son atendidas en una primera entrevista para aclarar expectativas, horarios, tarea asignada, firma del acuerdo, etc. Nos parece importante que en este primer contacto conozcan la entidad, a qué se dedica, cuáles son sus objetivos, etc. Queremos que se sientan informados, acogidos y valorados por la contribución que van a realizar a Lagun Artean en general y más en concreto al beneficio directo de las personas sin hogar.

Algunas de las tareas propuestas son: apoyo al mantenimiento de inmuebles, chofer, apoyo a los servicios abiertos de Lagun Artean como son desayunos, duchas, lavandería, café, servicio de cenas…, almacén, tareas agrícolas y de cuidado de animales en el caserío Aize Onak, apoyo a secretaria y administración, recados, etc.

Las personas que desempeñan TBCs cuentan durante todo el cumplimiento con un profesional de referencia, conviven en los servicios y trabajan mano a mano con personal contratado, voluntariado, otras personas haciendo trabajos en beneficio de la comunidad y usuarios. De esta experiencia compartida surgen interesantes sinergias:

  • Algunas de las personas que han realizado TBCs se han quedado como voluntarias en Lagun Artean.
  • Muchas personas muestran su disponibilidad a futuro para cosas puntuales una vez terminado el cumplimiento.
  • Algunos profesionales son tenidos en cuenta como proveedores de la entidad y son contratados para ciertos trabajos.
  • Hemos observado un cambio de actitud en especial en los jóvenes. Ver la realidad de personas en calle, en muchas ocasiones inmigrantes de la misma edad, genera un fuerte impacto y una nueva forma de interpretar la propia situación.

En suma, la experiencia de colaboración con personas que realizan trabajos en beneficio de la comunidad en Lagun Artean está en la línea de la misión de nuestra entidad y es altamente positiva para ambas partes, como así lo demuestran las aportaciones que las personas nos realizan en la encuesta de satisfacción que cumplimentan al acabar las ejecutorias. El programa ofrece una medida de compensación que lejos de acarrear gastos aporta un valor añadido a la sociedad y al Tercer Sector y genera un cambio de actitudes tanto en las entidades como en las personas que realizan los cumplimientos.

Publicado el 28 de abril de 2017. Leer más de:   Cooperación con la Justicia. ¡Añade un comentario!.